sábado, 5 de abril de 2014

Desde Roma, por fin -wi fi-

Desde que vivimos en una "aldea global", con sus ventajas e inconvenientes, dependemos de las nuevas tecnologías, y cuando fallan quedamos  aislados en el mundo.
Entre la extensión de las sesiones y la falta de internet, lo prometido no se ha podido cumplir.
Ahora ya desde Roma y con wifi, inicio un mínimo recorrido por estos dias que llevamos.
El vuelo Málaga-Roma -bautismo iniciático para muchos- fue realmente bien, pues por el precio del viaje pudimos disfrutar también de turbulencias que hicieron más ameno el trayecto.
Una vez en Roma, el viaje hasta Montecatini fue lo aburrido que es un viaje tras otro viaje en avión; eso sí, con la desgraciada noticia de un accidente por el camino que nos retrasó un poco.




Al día siguiente, el 4, los augurios por la mañana tampoco nos fueron propicios: lluvia, lluvia y más lluvia matutina para ver la ciudad, posiblemente, más monumental del mundo. Menos mal que acabó poco antes de comer.
Tras pequeños retrasos y con la suerte de algún cambio, pudimos disfrutar de un amplio paseo por la historia artística de los siglos XIII, XIV, XV y XVI, incluyendo la entrada al "palazzo Vecchio" y a la Iglesia de Santa María dei Carmine para ver los extraordinarios frescos de la capilla Brancacci.






Tras el almuerzo mejoró el día y pudimos disfrutar de los Jardines del Boboli en el Palazzo Pitti y de la vista desde el mirador de Miguel Ángel












Y volvimos al hotel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario